Los sistemas de aislamiento térmico por el exterior más recomendables consisten en la adición de una capa de material aislante térmico rígido y un aplacado fijado al muro existente.

Incorporar una capa de 5 cm de material aislante en las fachadas puede suponer hasta un 15% de reducción en la demanda de energía, debido a un menor uso de calefacción y refrigeración.


Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted